jueves, 21 de abril de 2016

Porcelanosa

Decir "ya que" cuando tienes la casa en obras


Parte de la culpa de que este blog permaneciera cerrado durante un tiempo el año pasado, fue de la obra de reforma que realicé en mi domicilio. La idea originaria era sólo unir un pequeño despacho al salón para conseguir un espacio diáfano y luminoso. Como suele ser habitual, la cosa se nos fue de las manos y "ya que" estás metido en harina... El caso es que también aprovechamos para cambiar los baños y la cocina. No os podéis imaginar lo que me alegro de haber tomado la decisión de liarnos la manta a la cabeza con toda la reforma, porque después de tener tu casa como un campo de batalla y  vivir varios meses de okupa en casa de tus suegros, no hubiéramos encontrado el momento de hacer el resto.

Creo que toda la casa ha quedado muy bonita, y en la cocina y en los baños hemos ganado un mundo no sólo en estilo si no también en comodidad y funcionalidad. ¡Es un placer sentirte a gusto en casa!

Enamorarte de unas baldosas


Nos costó más de un año planear y perfilar hasta el último detalle antes de arrancar. Cuando buscas un espacio blanco, diáfano, limpio... la única riqueza que podíamos dar al conjunto era a través de los materiales. La elección de la madera para el suelo del salón y las baldosas de la cocina y los  baños eran súper importantes para conseguir el efecto que buscábamos. 




Recorrimos unas cuantas exposiciones de baldosas y buceé hasta las profundidades de internet buscando inspiración, pero al poco tiempo de comenzar a buscar me enamoré de unas baldosas de Porcelanosa y ya nada me parecía tan bonito. Eran algo más caras que otras que habíamos visto, pero la superficie a cubrir era relativamente pequeña y además tuvimos la suerte de coincidir con una de sus promociones periódicas y nos ahorramos un 30%.


Las baldosas en cuestión son rectangulares de gran formato, con la junta rectificada y un acabado satinado e irregular en relieve y tonalidad. Parece yeso, a veces aplicado con las manos ¡Perfectas para lo que queríamos!



Para el suelo de cocina y baños queríamos una baldosa imitando parquet en un tono claro y neutro. La verdad es que al principio del research habíamos visto un color que nos gustaba más que el que finalmente elegimos; pero llegado el momento estaba descatalogado -es lo que pasa cuando eres tan lento tomando decisiones-. De todos modos, me encanta cómo ha quedado: tenemos la resistencia de un gres con la estética de la madera y además es muy fácil de limpiar.

Enamorarte de un lavabo


También sufrimos otro flechazo recorriendo la exposición de Porcelanosa: caímos rendidos a los pies de un lavabo de aspecto retro de un material nuevo llamado Krion desarrollado por Systempool, una empresa del Grupo Porcelanosa. Es el modelo Epoque.




Había varias opciones de mueble para colocar bajo el lavabo, pero o eran demasiado grandes o eran demasiado caros. Navegando por Pinterest -fuente de inspiración sin fin-, encontré un par de ideas DIY que pusimos en práctica. 


Imágenes vía Pinterest

Para el baño pequeño utilizamos las patas de máquina de coser antigua que eran de mi abuela, las pintamos de un tono claro, colocamos una encimera que fabricó mi padre con unos tableros de madera de castaño que tenía apilados en la leñera del pueblo y... ¡voilà!




Para el baño grande (bueno, lo de grande es por comparación con el otro baño, porque muy grande no es) realizamos un despiece inspirado también en una imagen que encontré en Pinterest y mi padre lo preparó con los mismos tableros de castaño.





En ambos casos la madera está protegida con un barniz hidrófugo que se suele emplear para proteger maderas de exterior. De momento ha dado muy buen resultado a pesar de la humedad y las salpicaduras.

Lo más difícil fue encontrar un grifo que nos gustara con una altura suficiente para elevarse sobre este altísimo lavabo. Dimos con él en Grohe. 

La causante de tanto amor fue Porcelanosa


No sólo estoy encantada con el resultado final de la obra, con los acabados, los diseños que elegimos... también estoy feliz porque elegimos materiales de una empresa española. Ya sabéis que para mí, el #madeinspain siempre cuenta.

Porcelanosa fue fundada en 1973 en Villarreal (Castellón), así que cuenta ya con una trayectoria de más de 40 años. Hoy la conforman un conglomerado de empresas -Grupo Porcelanosa- para el que trabajan cerca de 5000 personas. 

No puedo contrastar la información -que procede de Wikipedia-, pero al parecer el nombre de la marca proviene de la pasta blanca con que fabricaron sus primeras baldosas, de acabado similar a la porcelana, cuando lo tradicional era emplear arcilla roja para la producción de este tipo de material constructivo. Curioso, ¿verdad?

En la web de Porcelanosa podéis encontrar un montón de información corporativa y yo he encontrado en YouTube este episodio de Fabricando Made in Spain sobre su proceso de fabricación. Lo comparto por si no lo habéis visto, porque es muy interesante.



Información de interés

PORCELANOSA
Apartado de Correos 131
12540 Villarreal CASTELLÓN
Telf. 901 100 201 // 964 507 100
grupo@porcelanosa.com