domingo, 28 de diciembre de 2014

Un año y cincuenta entradas después

No soy muy de hacer balance a final de año. Tal vez sea porque para mí, desde que comencé a trabajar,  la Navidad no es una época de parón sino por el contrario de bastante ajetreo. No hay descanso ni ruptura, sino continuidad.

El verano me parece más apropiado para evaluar lo que han sido los meses anteriores y, sobre todo, para marcarme metas para el “siguiente curso”. De hecho, suelo ser más de “evaluación continua” y de ir corrigiendo el rumbo sobre la marcha. Las largas reflexiones sobre mi propia existencia me agotan y, por suerte, creo que poco a poco voy aprendiendo a fijarme más en el presente y a mirar de vez en cuando hacia el futuro.

Hace ya dos veranos que me propuse en serio la idea de poner en marcha este blog y de marcar una fecha para su lanzamiento: enero de 2014. Es por ello que precisamente ahora Miss Eco Urbanita cumple un año. A la vez que soplo las velas he aprovechado para mirar un poquito atrás.

Creo que en lo fundamental he sido fiel a los objetivos que me marqué y que podéis leer en la presentación “sobre mi” que encabeza esta bitácora. Objetivos tan simples como compartir con quienes quieran leerme la información que voy recopilando sobre los productos que compro y así hacer más fácil la tarea cotidiana de llenar la cesta de la compra de una forma respetuosa con el medio ambiente y con nuestro entorno económico y social. Bueno, ahora que lo escribo no sé si el objetivo es tan simple…

He intentado ser rigurosa, contactar con las empresas de las que voy a hablar antes de escribir sobre ellas –aunque no siempre consigo respuesta por su parte-, consultar a profesionales cualificados para contrastar mis propias impresiones sobre los productos que adquiero. Y, por supuesto, nunca he aceptado obsequios ni gratificaciones económicas por escribir ninguna de las entradas de mi blog para no comprometer mi opinión.

Todo no son medallas que colgarme en la pechera. Al principio me propuse mantener un ritmo de publicaciones semanales más elevado del que mi ritmo de vida se podía permitir y pronto tuve que renunciar y limitarme a una publicación semanal en el blog. Me gustaría que fueran más, pero necesito que exista un equilibrio entre las diferentes parcelas de mi vida para que ninguna de ellas me asfixie: madre, esposa, emprendedora y trabajadora por cuenta propia, aficionada a la montaña, al punto con dos agujas, a la lectura, a los blogs y videoblogs de moda, cocina y todo tipo de tutoriales, amante del té y adicta al Apalabrados, el Mezcladitos y el Candy Crush. Todo tiene su momento.

También sé que tengo pendientes mejoras de accesibilidad en el blog, sé que faltan links que faciliten la búsqueda de determinadas informaciones e incluso no estaría mal que dedicase algo de tiempo a pulir la estética del blog. Se me acumula la  información y las fotografías de más artículos de los que puedo procesar semanalmente y que poco a poco iré compartiendo. Y aunque no me gusta saltarme mis propias normas, alguna semana “me la he tomado libre” y no he publicado nada (y no siempre ha sido por causa de fuerza mayor, sino que simplemente me apetecía hacer pirola, lo confieso).

Es momento también de dar las gracias a todos los que ahora formáis ya parte de esta pequeña comunidad que se ha creado en torno al blog y sobre todo en torno a las redes sociales –donde sí consigo estar más activa-. Gracias por leer este blog, gracias por vuestros comentarios y gracias por vuestro feedback. Espero que a alguno de vosotros os haya picado la curiosidad de leer la etiqueta del desodorante o de una bandeja de filetes de carne antes de echarlos en la cesta. Sólo con eso podría decir que el objetivo está cumplido.

Finalizo este rollo de entrada con una anécdota reciente. La pasada Nochebuena cené junto a toda mi familia en casa de mi hermana donde hacía algún tiempo que no estaba. Entré al aseo a lavarme las manos para la cena y vi que el jabón de manos era de La Chinata. Miré alrededor y comprobé que el dentífrico era de Kemphor, que el desodorante era de Natur Núa… En las estanterías de su baño el 90% de los productos eran de fabricación española. Sonreí ante el espejo: “he conseguido convencer a alguien” Guiño

¡A por el segundo año del blog! ¿Me acompañáis en este viaje?

martes, 23 de diciembre de 2014

Mucho más que un regalo

En plena fiebre de shopping navideño, el mensaje del post de esta semana no podía ser otro: por favor, reflexionad antes de desenfundar la tarjeta de crédito. Qué compráis y dónde lo hacéis tiene una importancia ENORME para nuestra economía, nuestra sociedad y nuestro medio ambiente. Comprad en el pequeño comercio y elegid preferiblemente productos de fabricación nacional.

044em

** En Cabello Básico elijo mis regalos de cosmética. Son un encanto, el personal está muy capacitado y te sabe aconsejar, tiene líneas de productos españoles como Kosswell y Natur Núa…**

Da igual que busquéis un regalo práctico que uno que sorprenda. Da igual que dispongamos de un presupuesto pequeño o que estemos dispuestos a tirar la casa por la ventana. Hay regalos para todos los gustos en el pequeño comercio y cada vez más, están adaptados a la feroz competencia de las grandes cadenas ofreciendo a los clientes posibilidad de cambiar sus regalos durante un plazo de tiempo más largo, diferentes formas de pago, apertura en amplios horarios e incluso en días festivos… Hoy por hoy, no es cuestión de “mejorar el margen”; para una pyme, mimar a su cliente es una auténtica cuestión de supervivencia.

_59A5503

**Otro regalo súper chulo y único son las mochilas de UnaUna.**

Decidir el modelo social y económico, decidir el modelo de ciudad en el que queremos vivir está en nuestra mano. No olvides nunca que cada vez que compras, votas.

guantes-tactiles-Lana-Mint-Square-smartphone

**¿Y qué me decís de los guantes táctiles de Lana Mint? Son prácticos y súper ideales. ¡Ah, y la firma es de una emprendedora zaragozana!**

No quisiera ser pesada insistiendo en los beneficios de un consumo responsable y de proximidad, pero creo que hoy merece la pena dar el tostón con ello:

1.- Los comerciantes locales son NUESTROS VECINOS; comprándoles a ellos generamos riqueza y puestos de trabajo en nuestro entorno inmediato.

2.- Una ciudad con comercios en sus calles es más dinámica, segura, acogedora y habitable. No hay calles desiertas, hay VIDA.

3.- Colaboras en la mejor distribución de la riqueza evitando que se concentre en las grandes cadenas. De esta forma, entre todos conseguiremos unas reglas del juego mucho más justas.

big-3752

**No sé si está mal que yo lo diga pero en Zsa Zsa Zsú, encontraréis artículos de segunda mano de alta gama a precios geniales. Y recordad que el artículo que menos contamina, es el que ya está fabricado. Así regaláis además, conciencia eco.**

4.- Comprar en el pequeño comercio NO ES MÁS CARO que comprar en las grandes superficies. Encontrarás variedad de precios tanto en unos como en otros, sólo tienes que buscar aquella opción que se adapta a tu presupuesto. Eso sí, recuerda que no debes valorar aisladamente el precio, sino tener en cuenta su relación con la calidad del producto.

5.- Eligiendo pequeños comercios apuestas por la gente que EMPRENDE Y ARRIESGA.

6.- Las pequeñas empresas TRIBUTAN EN TU PAÍS y no cuentan con los beneficios fiscales con que sí cuentan las grandes multinacionales. Con esos impuestos se financian los colegios a los que van tus hijos, se conservan las carreteras por las que viajas, se paga el sueldo del médico que te atiende cuando estás enfermo.

1526507_741621622580496_699725606073609650_n

**¿Habéis visto las tazas y teteras de Espabila té? Con este regalo dejáis enamorado a cualquier amante del té, os lo digo yo.**

Y si buscáis originalidad, elegid artesanos locales. ¡Vuestro regalo será único!

Seguro que navegando un ratito por la web encontráis un montón de cosas que regalar. Por suerte, algunas bloggers también nos dan ideas, por ejemplo, en Iris loves fashion hay una selección de artículos #madeinspain. También Amarillo Macramé, tiene su selección de regalitos creativa y de pequeño comercio la mar de molona.

¡No hay excusa, las posibilidades son infinitas!

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Grupo Indas para Veckia

Con frecuencia compro marcas blancas cuando voy a grandes superficies porque el fabricante de estos productos es muchas veces nacional. Sin embargo, me molesta bastante tener que hacer labores “detectivescas” mientras hago la compra desenfundando el móvil en mitad del pasillo del supermercado para averiguar quién es el fabricante que se esconde detrás de la razón social que facilita el etiquetado como único dato del proveedor.

IMG_5834

Eso es lo que me sucedió hace algún tiempo en El Corte Inglés. Allí compré compresas de su marca blanca, Veckia, lanzada en 2011 con el objetivo de competir dentro de este nicho de mercado de importancia creciente a causa de la crisis y bajo el eslogan de “No te costará cuidarte”.

IMG_5836

Detrás del NIF A-45002516 está un fabricante muy conocido por todos en el sector de los productos sanitarios, gasas y algodón: Grupo Indas. Es una empresa española con sede social en Pozuelo (Madrid), pero que nació en los años 50 en Novés (Toledo) donde hoy tiene todavía su mayor centro de producción. También cuenta con una planta en Casablanca (Marruecos) –información facilitada por Indas en su web- que da trabajo a 35 trabajadores. En conjunto en Grupo Indas, cuenta con una plantilla de más de 450 trabajadores.

Seguro que todos conocéis sus productos para incontinencia: Indasec. Pero el catálogo de productos para sus marcas propias y para otras marcas es mucho más amplia y abarca compresas, pañales y diferentes tipos de protectores sanitarios.

El precio del producto es considerablemente inferior al de otros productos similares “de marca”. El paquete de 32 compresas ultra con alas de Veckia cuesta 2.31€ (0.07€ la unidad). Las de marca Evax Cottonlike super con alas cuestan 0.26€ la unidad y las de Ausonia 0,21€ la unidad.

Sin entrar en apreciaciones “íntimas” sobre la calidad del producto, mi opinión es que son tan efectivas y cómodas como cualquier otra del mercado.

 

Información de interés:

LABORATORIOS INDAS S.A.U.

Cmno. Cerro de los Gamos, 1 ed.3, 3ªplanta

28224 Pozuelo (Madrid)

Tlf.(+34)902 760 600

http://www.indas.com/

jueves, 11 de diciembre de 2014

Chocolates Lacasa

Una de las cosas que más me gusta hacer los días fríos de invierno, es recoger a mi hijo del cole y prepararnos al llegar a casa un chocolate caliente para merendar juntos. Lo planificamos desde la misma puerta del cole y lo saboreamos todo el camino.

IMG_3614

Chocolates Lacasa S.A. es una de esas empresas centenarias que todo aragonés conoce. Nació en Jaca a mediados del siglo XIX, de la mano de Antonio Lacasa. Su apellido, continúa hoy, después de 150 años de historia al frente del Consejo de Administración del grupo.

IMG_3616

Lacasa fabrica chocolate, dulces, bombones, caramelos, turrones… Lacasitos y Conguitos son marcas tan ligadas a nuestra infancia como a la de nuestros hijos. También los bombones Uña son marca de Lacasa.

IMG_3617

Cuentan con cuatro fábricas, dos en Zaragoza, una en Oviedo y otra en Quintanar de la Orden (Toledo). Ésta última, pertenecía a Chocolates Dulciena, y fue adquirida por el Grupo Lacasa en enero de 2010. Es aquí donde Lacasa fabrica chocolates para marcas blancas y también el ya famoso Mañocao.

IMG_3621

Chocolates Lacasa da trabajo a una media de 500 personas y en momentos punta la plantilla aumenta a 700 trabajadores (información facilitada en la web de la empresa). ¿No es esta otra buena razón para adquirir chocolates #madeinspain?

IMG_3623

El paquete de 400 gr de Cacao a la taza de Lacasa cuesta en su tienda online 1.95€ (4.87 € el kilo).

 

Información de interés

CHOCOLANTES LACASA S.A.

Carretera de Logroño 14

50180 Zaragoza

Telf 976 462 111

www.lacasa.es