miércoles, 25 de junio de 2014

Farma Dorsch, mi experiencia con su Hidratante mate SPF 30

El verano acaba de comenzar, así que me ha parecido oportuno publicar hoy sobre la crema hidratante SFP 30 que estoy utilizando últimamente. Tengo la suerte de tener una piel muy oscura que difícilmente se quema con el sol y también la mala suerte de que mi piel está tan pigmentada que al menor rayo se llena de manchas. Por ello, utilizo cremas faciales de alta protección durante todo el año: normalmente 30 para el día a día (o un maquillaje con protección equivalente) y 50 para cuando voy a exponerme más intensamente al sol –playa, montaña-. No salgo de casa sin ella.

Desde hace tiempo tengo muy presente la importancia de protegerme del sol, no sólo mediante filtros solares químicos o físicos aplicados en forma de crema a mi piel, sino también con hábitos como no exponerme al sol en las horas centrales del día, utilizar sombreros, buscar la sombra en las horas de más calor. Para mí, el problema más inmediato es la hiperpigmentación que afea mi piel (aunque no deja de ser una cuestión meramente estética), pero también tengo en cuenta otros daños, de mayor importancia médica, causados por la sobreexposición al sol: quemaduras, fotoenvejecimiento y por supuesto, cáncer.

El tema de los protectores solares y su capacidad para prevenir el melanoma viene siendo últimamente algo polémico. No es la primera vez que leo algún artículo sobre problemas cutáneos derivados de algunos de los componentes de los filtros solares químicos e incluso estudios sobre el aumento del melanoma en nuestro país coincidiendo en el tiempo con la generalización del uso de los protectores solares (entiéndase que a pesar de su uso y no a causa de él). Así que habría que pensar en que existen más factores implicados en el desarrollo de esta enfermedad y que, por lo tanto, las medidas para prevenirlo deberían ser múltiples. Y como muestra de ello, la FDA (Food and Drug Administration) de EEUU concluyó en 2007 que no hay evidencia científica de que los protectores solares por sí solos prevengan el cáncer de piel (en este link, tenéis más información) y a la misma conclusión llega la UE (aquí).

IMG_6188

El producto del que os hablo hoy es la Hidratante mate SPF 30 de la línea +Farma Dorsch perteneciente al laboratorio Fridda Dorsch, ubicado en Madrid. Lo encontré en la sección de parafarmacia de un supermercado Carrefour y su precio es de 23.35 euros allí y de 29,75 euros en la web de venta online del propio fabricante (el envase contiene 50ml).

fridda dorsch carrefour

Tres cosas me animaron a meterlo en la cesta de la compra:

1.- Se presenta como una crema hidratante con factor de protección solar, por lo que supuse que no tendría ese olor tan “veraniego” que suelen tener las cremas de protección solar que compra uno para ir a la playa. Yo la utilizo todos los días del año para moverme por la ciudad y no me gusta oler a aceite de coco ni a piña colada en la oficina. En esto acerté: el olor es prácticamente neutro. Pero ojo, en su formulación sí hay perfume.

2.- El adjetivo “mate”. La compré pensando en que pudiera cumplir la doble función de protector solar e hidratante sobre la que después aplico la base fluida o el maquillaje cuando éste no tiene protección solar propia. Aquí no acerté: esta crema en mi piel no resulta mate en absoluto; por el contrario, el aspecto de mi piel con ella es bastante brillante y el maquillaje no se asienta bien. Por eso, sólo la utilizo cuando no voy a maquillarme o cuando sólo aplico polvos sueltos sobre el rostro.

3.- Es #madeinspain.

IMG_6189

El envase de este producto contiene tanta información y el INCI es taaaaaan largo, que decidí preguntar de nuevo a la Dra. Lorena Alled (médico especialista en oncología y nutrición) para disponer de una información más completa sobre éste producto. “Factor de Crecimiento Epitelial”, “Fitoestilmulinas”, “Cofactores de origen marino” “Sin parabenes” ¿Qué es todo eso, Lorena y para qué sirve?

<<Uno de los problemas que más me interesan en la cosmética es el tema de los protectores solares. Los protectores solares físicos utilizan filtros minerales a base de óxido de Titanio o Zinc. Éstos se han ido reemplazando por filtros químicos como oxybenzone, benzophenone, Methoxydibenzoylmethane o Dibenzoylmethane que son filtros algo nocivos que pueden causar alergias en cadena y aparecen incluso en las marcas más caras y “exclusivas”. Son aditivos que no sólo aparecen en productos solares, sino en todo tipo de cremas y en tratamientos con retinol. Si éstas contienen sustancias irritantes, la industria lo compensa agregando filtros solares para impedir que la piel, microscópicamente irritada, reaccione produciendo manchas del sol ¡un procedimiento absurdo!.

Como podéis ver en el INCI de esta crema, lo natural brilla por su ausencia y de los compuestos minerales que publicitan, sólo aparece alguno y en ultimo lugar del listado de ingredientes. Pensamos siempre en los peligros de los parabenes, pero hay otros productos químicos que están permitidos sin llegar del todo a estar controlados.

Muchos de los laboratorios de cosmética utilizan agentes que se agregan para paliar los efectos nocivos de otros agentes, una estrategia que puede parecer realmente estúpida, pero que se observa a menudo y es la razón por la cual existen listas de ingredientes interminables en la etiqueta de un producto que debería ser de lo más simple. Así, los fabricantes sin escrúpulos llegan a utilizar aditivos que irritan la piel (por ejemplo emulgentes y suavizantes o gelificantes baratos con tacto agradable) y los mezclan con agentes que bloquean las funciones cutáneas, para que la piel no “se defienda” rebelándose y no se haga visible una alergia.

Concluyendo y dando mi humilde opinión, no es una crema que yo recomendaría 100%. ¿Dónde está, mis queridos fabricantes el EGF, el manganeso o el zinc? El aloe vera lo encontramos hacia la mitad del INCI y vitamina C casi en últimos lugares... Se han combinado perfectamente la química con los agentes que sólo aportan efectos físicos, una unión que se escapa de lo natural tal como publicita el fabricante en el envase.>>

IMG_6190

Por otro lado, me ha parecido curioso descubrir que el principal filtro solar que presenta su composición, el DHHB (Diethylamino Hydroxybenzoyl Hexyl Benzoate) se puede utilizar en una proporción máxima de un 10% (encontraréis más información aquí y aquí). Si esto es así, y teniendo en cuenta que este compuesto aparece en el INCI de la hidratante de Fridda Dorsch en cuarta posición… ¿qué cantidad puede llevar de Aloe Vera (aloe barbadensis leaf stract) que aparece en la posición nº14?

IMG_6191

IMG_6193

Por último, hace unos días tuve una fuerte reacción al entrarme un poquito de crema en el ojo mientras la extendía por el rostro (lo tuve irritado durante más de 12 horas sin parar de llorar). Algunas veces me había molestado alguna crema, pero como esta vez ninguna. ¡Con razón advierten que evites el contacto con los ojos!

Entre unas cosas y otras no tengo pensado repetir con ningún otro producto de esta firma. Me encantaría saber cuál es vuestra opinión sobre los productos de esta firma y vuestra experiencia con ellos si es que los habéis probado.

Información de interés:

FRIDDA DORSCH S.L.
C/ Hervidero, nº 17, 28750 San Agustín de Guadalix – Madrid (España)
CIF: B78854999

Telf. 91 848 90 05

http://www.friddadorsch.com/

Ha colaborado:

Dra. LORENA ALLED COMÍN
lorena.alled@gmail.com

Acceso a enlaces insertados en el texto:

- Academia Española de Dermatología y Venereología, “Aumenta el número de casos de melanoma en España”

- FDA (Food and Drug Administration), “Sunscreen drug products for over-the-counter human use”

- Diario oficial de la Unión Europea, “RECOMENDACIÓN DE LA COMISIÓN de 22 de septiembre de 2006 relativa a la eficacia de los productos de protección solar y a las declaraciones sobre los mismos”

- Cosmetics & Toiletries -Revista de cosméticos y tecnología en Español-. “Protección solar: los efectos del sol sobre la piel”

- Diario oficial de la Unión Europea, “REGLAMENTO (CE) No 1223/2009 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 30 de noviembre de 2009 sobre los productos cosméticos”